¿A qué nos referimos cuando hablamos de la tasación de un piso?

En la compra y venta de un piso hay muchos procesos clave y uno de ellos es cuando llega el momento de la tasación, es decir, la valoración del inmueble para que este sea objeto de garantía para el préstamo hipotecario. A través de esta valoración, el banco sabe exactamente cuál es el valor del piso y, por tanto, cuál es el riesgo que asume con la concesión de dicha hipoteca.

¿Qué tienen en cuenta para hacer la tasación?

Como expertos en la venta de piso, podemos decirte que la tasación pone en valor muchos elementos, tales como:

  • La ubicación de la vivienda
  • Su estado de conservación, aparente y constructivo
  • Se comprueba si la vivienda está sujeta a algún tipo de régimen de protección pública que pueda suponer limitaciones en su valor
  • La cercanía a transportes públicos
  • La proximidad a zonas verdes, comercios, zonas deportivas
  • Si la finca dispone de ascensor, zonas comunes…
  • Si el inmueble necesita de una reforma
  • El tamaño del piso

El tasador puede ser un arquitecto o arquitecto técnico y debe trazar un plano con las medidas de cada estancia (interior y exterior), tomar fotografías y, con toda esa información, puede llegar a la conclusión del valor de la vivienda. El tasador debe asegurarse de que la finca cumpla la legalidad urbanística y no tenga cargas en el Registro de la Propiedad.

La tasación debe ser asumida por el comprador y ronda los 400 €, variando en función de las dimensiones del inmueble y la tasación tiene un periodo de validez de 6 meses. Para conseguir una hipoteca es necesario realizar la tasación.

¿Existen diversos métodos de valoración?

Como especialistas en la venta de piso podemos decirte que existen diversas maneras de hacer una tasación como, por ejemplo:

Método de comparación; El cual valora el objeto de la tasación a través de una comparación con otros inmuebles con características muy similares, que se convierten en “testigos” de esta tasación.

El método residual es otra opción y consiste en calcular el valor que tiene el inmueble con el que tendría la construcción una vez está finalizada y se le restan los gastos en los que hay que incurrir para que el inmueble llegue a este punto.

Método de capitalización; Este sistema se lleva a cabo cuando la vivienda es susceptible de generar rentas y pueden estimarse de una forma lógica el importe de las mismas. Consiste en calcular el valor de la vivienda a través de la actualización a la fecha de tasación de las rentas netas que generará el inmueble a través de fórmulas económicas y suele utilizarse para tasar negocios de grandes dimensiones.

Método de coste; Es un sistema que suele emplearse como apoyo para el tasador, cuando lleva a cabo el método de comparación, para avalar el resultado. Consiste en calcular el coste de re emplazamiento o reposición del inmueble objeto de valoración.

Si buscas orientación o asesoramiento en la compra o venta de tu piso no dudes en ponerte en contacto con nosotros ¡Desde Fincamps haremos todo lo posible para que el proceso de compra o venta de tu piso sea lo más rápido y eficiente posible!

Leave A Comment