Vender un inmueble en época de COVID-19

Actualmente estamos viviendo una situación difícil en todos los aspectos, pero ¿Cómo afecta eso en la venta de un inmueble?. El mercado inmobiliario también ha tenido que adaptarse y la forma de compraventa ha tenido que evolucionar.

Es probable que pienses que es una misión imposible vender un inmueble actualmente pero la realidad es que los datos de la gente que está igual de interesada que antes de la pandemia, y toda aquella gente que tenía en mente comprar un inmueble siguen con esa idea. Por lo tanto solo hay que ver donde surgen las oportunidades y saber aprovecharlas.

Para que esta misión sea un poco más fácil seguramente habrá que regular el precio de tu vivienda y adaptarlo al mercado actual teniendo en cuenta posibles competencias. Querer mantener el mismo precio que hace cuatro meses sería un error teniendo en cuenta todos los cambios económicos que se han dado des de ese momento.

Hay que poner facilidades a los clientes que estén interesados en nuestra vivienda, es por eso que debemos cuidar la primera imagen que vayan a tener de nuestro inmueble. Tener la vivienda a punto y última todos los detalles, ya que los compradores se fijaran en todo lujo de detalles y además solo hará el esfuerzo para ir a ver esas casas en las que esté interesando realmente.

La plataforma virtual como opción de venta de tu inmueble

Contratar una inmobiliaria para la venta de tu inmueble y que tenga disponibilidad online para informar sobre tu vivienda será una gran oportunidad y te abrirá muchas puertas hacía la venta final. En la situación que nos rodea, digitalizar todo aquello que sea posible siempre será una buena opción, de esta forma conseguiremos dar más visibilidad a nuestro anuncio y la posibilidad de que sea comprado será mayor.

Aunque ya hemos visto que colocar nuestro anuncio en una plataforma virtual es la mejor  opción, finalmente sea donde sea que lo publiques es importante que especifiques las condiciones de la vivienda para que los compradores que quieran dar el paso de venir a verla o plantearse su compra sepan a qué se enfrentan y no vayan a ciegas o con falta de información. Una cosa muy importante a la hora de vender un inmueble es ser flexible con los clientes en todo aquello que sea posible, tanto en horarios como en fechas, así conseguiremos facilitarle la compra y sacaremos beneficio nosotros mismos.

Ahora más que nunca hay que cuidar la higiene del hogar y hacer que los compradores se sientan confortables, de esta forma generaremos más interés en ellos y vender el inmueble que deseamos será más fácil.

Si te estás planteando empezar con el proceso de venta de tu inmueble, en Fincamps te podemos ayudar a cumplir todos estos consejos para acelerar el proceso.

¡Confía en nosotros, no te arrepentirás!

 

¿Cómo elegir una buena inmobiliaria?

Cuando empezamos con el proceso de vender un inmueble, el primer paso es buscar una inmobiliaria que nos ayude con el proceso.  Para encontrar aquella que sea adecuada debemos tener en cuenta algunas cosas. Está claro que buscas un buen servicio a un precio asequible.

El primer paso a tener en cuenta son los años de experiencia de la inmobiliaria, no es lo mismo una inmobiliaria que acaba de empezar, que otra que ya cuenta con una antigüedad en el mercado, la segunda, teóricamente tendrá más fiabilidad, pero de todas formas no es lo único a tener en cuenta. También es importante valorar las referencias o las opiniones de clientes anteriores para asegurarnos de que harán un buen trabajo con la compra-venta de nuestro inmueble.

Debemos asegurarnos de que la inmobiliaria que elijamos tenga profesionales de confianza y que por lo tanto sepamos que van a realizar con éxito nuestra finalidad, que es vender o comprar un piso o casa.

Otro aspecto a tener en cuenta es que contrates una inmobiliaria que te asegure el seguimiento de tu proceso inmobiliario, esto significa que los agentes que se encarguen de tu vivienda deben mantenerte al corriente de todos los movimientos y cambios, manteniéndote así al día del estado del proyecto. Que se trate de un proceso transparente y se te tenga en cuenta en todo momento, ya que eres la pieza esencial de todo esto. Lo ideal es que la inmobiliaria busque al comprador adecuado y que comprador y vendedor negocien el precio de la vivienda entre ellos aunque la inmobiliaria esté presente.

La transparencia en la inmobiliaria es esencial

En caso de que la razón por la cual buscas una inmobiliaria sea para la venta de tu inmueble, debes tener en cuenta la importancia de que la agencia te ofrezca compradores cualificados. De esta forma, te asegurarás de que la agencia realizará un estudio exhaustivo de la financiación de los posibles compradores y podrá seleccionar los mejores y los que más confianza le inspiren.

Si por lo contrario tu objetivo es comprar una vivienda, debes buscar una agencia que se comprometa a revisar y analizar todos y cada uno de los documentos legales con la ayuda de abogados que entiendan del tema para que puedan asesorarte con conocimiento.

Lo que está claro es que vender o comprar una vivienda es un proceso muy importante que debe estar al cargo de personas de confianza y que se hagan responsables de este proyecto, dándole la importancia que merece y buscando las mejores opciones para un cliente como tú.

En Fincamps podemos brindarte toda la información que desea para finalmente que elijas la inmobiliaria a conciencia, si tienes dudas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros que te las resolveremos en un corto plazo de tiempo.

 

Decídete y haz una inversión inmobiliaria.

Hacer una inversión inmobiliaria de forma adecuada pude traer muchos beneficios. Es probable que aún te estés planteando si verdaderamente es la mejor opción, así que a continuación vamos a ver los factores positivos para que tengas la decisión un poco más clara.

Nos encontramos en un momento muy adecuado para hacer la inversión inmobiliaria, ya que a raíz de la gran crisis, la burbuja inmobiliaria ha bajado mucho sus ingresos. Es por eso que estamos frente a un momento de inversión y beneficio a largo plazo.

La gran crisis económica derivada de la pandemia ha hecho que tengamos incertidumbre en muchos ámbitos de nuestro día a día, es por eso que dentro de lo negativo debemos encontrar las oportunidades para hacer crecer nuestro dinero.

Entre muchas otras formas, una de las más seguras para hacer crecer este dinero es mediante la inversión, a través de inmuebles, de esta forma conseguiremos que nuestro dinero esté asegurado en tiempos de crisis.

Es posible que pienses que invertir en tiempos de pandemia puede ser algo contradictorio y un sinsentido pero lo cierto es que debido al bajo interés y a la flexibilidad de los bancos, se convierte en una opción muy rentable en cuanto a la inversión inmobiliaria y nos ayudará para conseguir beneficios futuros.

En que debemos fijarnos para hacer la inversión inmobiliaria

Para hacer una buena inversión inmobiliaria debemos fijarnos en unos indicadores que se llaman variables clave, como la inflación la tasa de interés o métricas de riesgo. Estas variables permitirán definir en la situación nos encontramos en cada etapa de la crisis para definir nuestra estrategia de actuación ya sea a corto plazo a mediano o a largo plazo.  En relación con eso, debemos estimar el riesgo y el rendimiento para ver las opciones de inversión y analizar cuál nos salte más a cuenta en relación al perfil del inversionista.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de invertir en una propiedad es validar la zona en la que se encuentra y si su ubicación es céntrica o es periférica, según eso sabremos su nivel de demanda, y el beneficio posterior que podremos obtener.

Un aspecto que nos interesa mucho cuando nos disponemos a invertir es saber en cuanto tiempo podremos ver la recompensa y los beneficios ganados.  Hoy en día y con la crisis existente la recompensa se verá reflejada cuando se recupere la economía.

Así que si te estás planteando hacer una inversión inmobiliaria, sin duda te encuentras en el momento perfecto económicamente hablando. Solo falta dar el último paso, que es elegir una inmobiliaria  para que te ayude en el proceso y todos los beneficios se vean incrementados con el paso del tiempo.

¿Alquilar un inmueble o comprarlo?

Estás pensando en independizarte o en cambiarte de vivienda y estás tambaleando opciones porque no tienes claro si es mejor invertir en un alquiler o en  la compra de un inmueble, es por eso que hoy vamos a valorar cuál de las dos opciones es mejor y así conseguir acertar con la decisión.

Si tenemos que responder a esa pregunta en un primer momento diríamos que no hay una opción que sea mejor que otra en todos los aspectos, ya que depende de muchos factores externos y personales que deben ponerse encima de la mesa para tomar la decisión a conciencia. Es importante la edad en la que nos encontremos y los objetivos de futuro, ya que si tenemos pensado ir durante una temporada y luego por ejemplo viajar, nos saldrá más rentable una cosa que otra.

Otro aspecto a tener en cuenta son los ingresos actuales y los posibles ingresos futuros, si nuestra economía es estable y seguirá siéndolo durante un tiempo, podemos decidir comprar, pero si por lo contrario nuestra economía es inestable y variable, nos sale más a cuenta alquilar.

Por eso lo más importante que debemos hacer es analizar la situación en la que nos encontramos y tener claro hacia donde queremos ir. Cuando sepamos eso lo tendremos todo más claro. Si por lo contrario ni aún así tienes claro cuál es la mejor opción, entonces sí que viene el paso de valorar los pros y los contras.

Las ventajas de alquilar un inmueble

Vamos a empezar con la opción de alquilar un inmueble, en primer lugar te da total flexibilidad, ya que no te atas a ningún sitio y si en algún momento no estás dispuesto o no quieres seguir pagando puedes cambiar de hogar sin que te suponga un gran coste. Alquilar un inmueble, te beneficiará, ya que no tendrás que pagar una hipoteca regularmente y no tendrás ese gasto tan importante mensualmente. Por otro lado, tendrás menos gastos, ya que en muchos casos evitas costes de la comunidad o de ese estilo.

Las desventajas de alquilar un inmueble son básicamente que al no ser de tu propiedad no puedes personalizarlo de la misma forma que si fuera tuyo, además si se acaba el contrato es posible que suban el precio del alquiler o que te echen.

La otra opción que tenemos es la compra del inmueble, en este caso tendremos más seguridad con aquello que estamos pagando, ya que en cuanto paguemos la hipoteca siempre tendremos algo que será de nuestra propiedad. Por otro lado, sentiremos que es de nuestra propiedad y podremos personalizarlo como verdaderamente nos guste y no tendremos que limitarnos a lo que ya está hecho como si alquiláramos un inmueble.

La parte negativa de comprar es que supone un coste inicial muy elevado que muchas personas no se pueden permitir pagar, además hay más incertidumbre frente a grandes gastos futuros.

Simplemente se trata de valorar la situación personal y decidir cuáles son las ventajas personales de elegir una cosa u otra.

Leave A Comment