Pautas para comprar tu piso: El sello de la compra

Si has escogido este artículo para la compra de tu piso, es que seguramente te lo has propuesto.

Adquiere tu departamento perfecto

Primero que nada, en el momento de comprar tu piso se ha de escoger la opción más conveniente así que se tiene que hacer un listado de las prioridades personales, para calcular el presupuesto personal considerando de cuanto se dispone, a cuanto se llegaría y la disposición de pago.

Al ya tener estos puntos, se empezará con la investigación. ¿Cómo empezar?

Para elegir la mejor alternativa, también se ha de tener en cuenta otros aspectos como la localización, el espacio, el precio, la distribución de las habitaciones, la seguridad de la zona, en qué momento se compuso, si hay gastos fijos como la existencia de calefacción central entre otros.

Hay diferentes métodos para iniciar la búsqueda con estos aspectos, aparte de los clásicos portales inmobiliarios que se pueden hallar en internet, otro sería de levantarse y pasear por los barrios de la lista buscando anuncios ínsitos, o visitar las inmobiliarias de aquellos barrios seleccionados, y así es como la inmobiliaria capta el interés que uno tiene en vivir en esa zona. Después recibirá constantes avisos correspondientes a nuestra lista de deseos.

Si cuando se cierra el trato con el vendedor y la vivienda es de segunda mano es aconsejable realizar una tasación para confortar con los precios de la zona y, acudir al Registro de la Propiedad para extraer una ‘nota simple’ al que se entregará por escrito las condiciones de la vivienda en ese momento.

Al ya llegar a un acuerdo para la compra de tu piso, el siguiente paso es formalizar la reserva de manera escrita al cual se le llama por ‘contrato de arras’, al que se define por ser un acuerdo entre las dos partes para así señalar el compromiso de la compraventa.

Para finalizar el comprador ha de tener entre el 5% y el 10% del precio total como reserva, pero al que también dependa del pacto acordado.

Otro de los aspectos que se ha de tener en cuenta al comprar tu piso son los gastos que se tiene que hacer presente a la hora de calcular el presupuesto como de pactar la hipoteca. Son una serie de gastos extra impropio a la compra de vivienda, pero que es un gran desembolso de dinero.

Está los gastos de notaría, al que se balancea aproximadamente unos 800 euros, después se encuentra los impuestos vinculados a la compraventa, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, si fuera de las casas de segunda mano son de IVA e impuestos de Actos Jurídicos Documentados para las casas nuevas. Lo importante también es la gestoría que ofrecen todos aquellos servicios extras que usualmente la entidad emisora de la hipoteca incorpora en sus tarifas. Como últimos están los gastos del Registro de la Propiedad y de tasación.

Como conclusión con esta pauta de paso a paso te desafiarás a la compra de tu piso o casa con cantidad de información.

Leave A Comment